Infusiones Culturales

Angel of the Morning - Juice Newton
00:00 / 00:00

El café en México

Una gran parte del territorio mexicano se encuentra localizado en una línea imaginaria que marca la región geográfica del cultivo del café llamada comúnmente “cinturón del café”, que es delimitada por los trópicos de Cáncer y de Capricornio, y en la que también están las principales naciones productoras de este producto a nivel mundial como Brasil, Colombia y Vietnam.

Esta franja se caracteriza por poseer las condiciones ambientales idóneas para el cultivo del cafeto –planta de cuyas semillas proviene el café–, ya que además de propiciar el desarrollo del café le otorgan sus propiedades de sabor y acidez altamente valoradas.

 

Cifras de la Organización Internacional del Café revelan que durante el periodo 2016-2017 México fue el undécimo productor de café a nivel mundial, con 3.5 millones de sacos de 60 kilogramos (kg), que representaron el 1.6 por ciento de la producción global.

El líder en este rubro fue Brasil, que con 56.1 millones de sacos aportó el 35.8 por ciento de la producción mundial, seguido por Vietnam con 26.7 millones de sacos que representaron el 17 por ciento, y Colombia con 14.5 millones de sacos aportó el 9.3 por ciento.

El principal mercado importador de café durante este periodo fue el de la Unión Europea con 45.5 millones de sacos, seguido por el estadounidense con 25.3 millones y el japonés con 8.2 millones.

Según datos de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SADER), la producción de café en México emplea a más de 500 mil personas de 15 entidades federativas y 480 municipios.

Chiapas es el principal estado productor, ya que aporta el 41 por ciento del volumen nacional, seguido por Veracruz con el 24 por ciento y Puebla con el 15.3 por ciento.

México exporta café a más de 42 países, entre ellos los miembros de la Unión Europea, Canadá, Alemania, Japón, Cuba y Estados Unidos. Cabe destacar que, durante 2016, el 53.85 por ciento de este producto tuvo como destino el vecino país del norte.

Llevas toda la vida equivocado con el café: éste es el beneficio desconocido que oculta

Una revisión de la evidencia científica actual señala que beber café podría tener diversos beneficios a nivel digestivo y no al revés.

El café y las diversas fuentes de cafeína, ya sea en su forma sólida o líquida, suele tener fama de poder producir molestias a nivel digestivo o intestinal, dependiendo de la sensibilidad de cada persona, pero sobre todo si se consume en exceso. Sin embargo, un nuevo estudio apunta que el café puede no ser perjudicial para el sistema digestivo, sino todo lo contrario.

Esa es la paradójica conclusión a la que ha llegado un nuevo trabajo realizado por el Instituto de Información Científica sobre el Café (CIIU, por sus siglas en inglés), titulado El café y sus efectos sobre la digestión. Y es que, según esta reciente investigación, beber café puede reducir el riesgo de diversos trastornos digestivos: desde la formación de cálculos biliares o piedras en la vesícula, y las pancreatitis, hasta mejorar la motilidad intestinal, facilitando así la digestión.

Para llegar a estas conclusiones, el CIIU realizó una revisión de las últimas investigaciones sobre el efecto del café sobre la digestión, detectando un posible efecto protector tanto en la formación de cálculos biliares como en la pancreatitis. Así mismo, el café también facilitaría el proceso de digestión, mejorando la microflora intestinal y la motilidad intestinal.

El informe, escrito por parte del profesor Carlo La Vecchia, del departamento de Ciencias Clínicas y Salud Comunitaria de la Universidad de Milán (Italia), aboga por la investigación sobre el café y sus potenciales beneficios. De hecho, según La Vecchia, el café tendría también beneficios en molestias comunes como el estreñimiento, e incluso habría demostrado poder reducir el riesgo de enfermedades graves como las hepatopatías crónicas.

Un claro ejemplo sería la enfermedad por formación de cálculos biliares, un trastorno digestivo común, causado por la acumulación de cálculos o piedras en la vesícula biliar del hígado o en el conducto de unión desde dicha vesícula hacia el mismo hígado.

 

Dicho trastorno afecta al 10-15% de la población adulta actualmente. Si bien se desconoce exactamente el mecanismo mediante el cual el café reduciría el riesgo de tal enfermedad, sí se ha podido observar que tienen una relación inversamente proporcional: el riesgo de cálculos biliares se reduce a medida que aumenta el consumo de café.

Se cree que la cafeína tendría un importante papel en esta reducción del riesgo, dado que el café descafeinado no parece otorgar una protección como tal, pero se deberá seguir estudiando.

¿Beneficioso para la flora intestinal?

De hecho, dicho efecto beneficioso es relativamente paradójico, dado que una duda común entre los consumidores es si el café se asocia con un aumento de la acidez estomacal o con la enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE). Dicha acidez afecta a prácticamente cualquier persona en algún momento de su vida, mientras que el ERGE es una enfermedad crónica y grave donde el reflujo se perpetúa en el tiempo, afectando a una de cada cinco personas.

En este caso, se produce una acidez estomacal frecuente, con regurgitación de alimentos o líquidos e incluso dificultad para tragar. Pero, si bien algunos estudios han sugerido una relación con el café, empeorando la situación, la mayoría de ellos sugerirían que el café no es un desencadenante importante en realidad.

Por otro lado está la relación entre el café y la microflora intestinal. Y es que, según estudios recientes, algunas bacterias beneficiosas como Bifidobacterium aumentarían tras la toma de café. La hipótesis barajada es que la fibra dietética y los polifenoles del café beneficiarían dicho crecimiento, aunque, de nuevo, es algo que debe seguir estudiándose.

Finalmente, en cuanto a la asociación entre el café y la motilidad intestinal, se ha sugerido que el café podría estimular la digestión gracias a la liberación de ácido gástrico, bilis y secreciones pancreáticas. Dicho efecto podría y debería tenerse en cuenta frente algunos trastornos digestivos muy comunes, como el mencionado estreñimiento, aunque a su vez teniendo en cuenta la sensibilidad de cada individuo frente a la toma de café. Fuente: El Español (https://www.elespanol.com/ciencia/nutricion/20200604/llevas-toda-vida-equivocado-beneficio-desconocido-oculta/494200853_0.html) Nota: La repoduccion y contenido de este artículo se difunde con fines puramente educativos y no de lucro.

¿Te encanta el café? Adelgaza sin dejarlo siguiendo estos consejos

El café es uno de las bebidas más consumidas en el mundo ¡Ahora puedes adelgazar sin dejarlo!

 

POR:  JESSICA MOLERO  03 DE JUNIO 2020

El café es uno de las bebidas más consumidas en el mundo ¡Ahora puedes adelgazar sin dejarlo!

El café tiene una alta fuente de antioxidantes, es decir, es un gran aliado para bajar de peso rápidamente, pues el rico cafecito te acelera el metabolismo y también quema la grasa corporal ¿Lo sabías?. Además, también se ha comprobado que el café es capaz de estimular el sistema nervioso, lo que es traducido a eliminar con mayor rapidez el tejido adiposo. Gracias a sus calorías y a la cafeína, el café te servirá para matar ese antojito, bajar las absorciones de grasas, mejorar el metabolismo y circulación.

Si quieres la fórmula secreta para bajar de peso con el café entonces sólo necesitarás seguir estos consejos:

Si quieres adelgazar bebiendo café entonces lo primero que haremos será elegir correctamente la marca de café, existen miles y miles, pero lo importante es consumir café rico en polifenoles, aquellos que son sin tostar. Estos polifenoles son los que están considerados grandes antioxidantes por ser semillas cultivadas en espacios elevados.

¿Cuántas tazas de café se deben ingerir ara bajar de peso? 3 tazas al día, pero, para consumirlo debemos evitar añadirle cualquier tipo de aditivo, bien sea leche, crema, azúcar o cualquier otro ingrediente. Para adelgazar bebiendo café debes de tomarlo puro y recién hecho.

Así que, si quieres adelgazar ya basta de tantas excusas, hazlo sin necesidad de dejar el preciado cafecito, tan solo deberás de acostumbrarte a consumirlo debidamente para poder experimentar nuevos cambios en tu cuerpo.

Así que, si quieres adelgazar ya basta de tantas excusas, hazlo sin necesidad de dejar el preciado cafecito, tan solo deberás de acostumbrarte a consumirlo debidamente para poder experimentar nuevos cambios en tu cuerpo.

 Nota: La reproducción y contenido de este artículo se difunde con fines puramente educativos y no de lucro.

Cafetera Prensa Francesa

Si quieres verte un poco más sofisticado, una prensa francesa puede ser la solución. El precio también varía entre marcas, pero puedes encontrar hasta por 400 pesos. Con la prensa, el mayor cuidado que deberás tener es el vaso  de vidrio, ya que si se rompe difícilmente vas a encontrar un repuesto, así que probablemente tendrás que comprar una nueva.

En esta opción no es necesario ningún filtro, ya que el émbolo cumple la función de atrapar el café molido. A pesar de que la rejilla del émbolo es fina, en este método los residuos más pequeños del café seguro van a traspasarla, así que tu cafecito quedará más fuerte de sabor por sus sedimentos.

La prensa francesa es ideal si te gusta cortar tu café con leche o crema o tal vez endulzarlo, porque su sabor es muy concentrado, también si te gustan los sabores fuertes.

Hablando de detalles, uno que deberás tener es en el molido. Por nada del mundo prepares una prensa francesa con molido fino, ya que tendrá una sobreextracción; lo ideal será tener un grano de café en molido grueso. Para tener una extracción perfecta te recomendamos bajar el émbolo 4 minutos después de haber colocado el agua.

Una de las ventajas de este método es que no utiliza filtros adicionales, así que tu gasto será solamente la prensa y el café.

Nota: La reproducción y contenido de este artículo se difunde con fines puramente educativos y no de lucro.

Las 10 cosas que suceden en tu cuerpo cuando dejas el café

El café y la cafeína tienen múltiples beneficios saludables, pero también algunos efectos secundarios para determinados grupos poblacionales.

Tomar café, contrariamente a lo que se pudiese pensar hace tan solo unos años, no solo no es perjudicial para el organismo, sino que puede otorgar múltiples beneficios para la salud en general; aunque como siempre, hay excepciones. Si un individuo es muy sensible a sus efectos secundarios, puede no ser que tomarlo no sea la mejor idea.

Sin embargo, a pesar de ser una bebida saludable según la evidencia actual, es muy fácil caer en los excesos, o simplemente percatarse de que se es demasiado sensible al mismo. Por ello, hoy repasaremos qué puede suceder al dejar el café

Pérdida de peso

Aunque el café solo ha demostrado ayudara perder peso y no al revés, la mayoría de los individuos suelen agregarle azúcar, cremas, saborizantes y otros aditivos a esta bebida, junto a comidas a parte que suelen hacer un flaco favor a la salud general, y al tamaño de la cintura en particular.

Así lo sugirió un estudio publicado en Public Health en 2017, sugiriendo que hasta dos tercios de los bebedores de café añadían estos aditivos poco saludables a sus bebidas. Por el contrario, beber café solo y sin aditivos, da lugar a un ahorro de unas 69 calorías menos por día de media, respecto a los bebedores de café que añaden algunos aditivos a su tostada bebida.

Aumento de peso

En el caso contrario están aquellos individuos que, tras dejar el café, se percatarían de la dependencia que puede crear su consumo. De hecho, el café tiene potencial para suprimir el apetito, y para algunos individuos dejar de consumirlo puede implicar la búsqueda de otras alternativas menos saludables, ricas en azúcares o grasas.

Esto suele suceder, con mayor intensidad si cabe, en aquellos individuos que endulzan su café con azúcar. Al dejar el café, se suelen buscar otras alternativas dulces, y eso puede dar lugar a un aumento inesperado del consumo calórico diario.

Dormir mejor

El café destaca por su contenido en cafeína, y de hecho suele ser la primera opción para aquellos que buscan activar o despertar su cuerpo cada mañana. Sin embargo, dependiendo de la sensibilidad, determinadas cantidades de café pueden alterar la calidad y cantidad de sueño diario.

Cuando se deja el café, sobre todo cuando se tiene la costumbre de tomarlo por la tarde o noche, se puede notar relativamente pronto una mejora en la cantidad y calidad del sueño. De hecho, un estudio publicado en The Journal of Clinical Sleep Medicine en 2013 ya sugirió que la toma de café hasta seis horas antes de acostarse puede alterar el ciclo del sueño normal.

Dolor de cabeza

Otro efecto secundario a corto plazo, que suele resolverse progresivamente con el paso del tiempo, es el dolor de cabeza secundario a dejar de tomar cafeína.

Cuando se deja de tomar café, se reducen los niveles de adrenalina y dopamina en el organismo, dos neurotransmisores que actúan como estimulantes naturales. Por el contrario, aumenta la adenosina, una sustancia responsable de dar lugar a la sensación de cansancio (de hecho, la cafeína "compite" con la adenosina en sus receptores, evitando que esta actúe, y evitando dicha sensación de cansancio).

Cuando se produce la "avalancha" de adenosina, se siente el temido dolor de cabeza secundario a la privación de cafeína. El mejor consejo en este caso es no abandonar el café de golpe, sino ir reduciendo el consumo de cafeína cada dos o tres días, con el objetivo de evitar esta intensa avalancha cerebral.

Malestar general

Otro efecto cortoplacista conocido, además de los dolores de cabeza, es la sensación de mareo, depresión, ansiedad, insomnio, irritabilidad, cambios de humor, lentitud e incluso síntomas similares a la gripe.

De nuevo, son efectos secundarios de corta duración que se deben a la abstinencia a la cafeína. Apenas duran un par de días, con un máximo de una semana.

Una sonrisa más saludable

Se sabe que el exceso de café, o incluso pequeñas cantidades del mismo durante mucho tiempo, pueden provocar manchas y daños en el esmalte dental debido al elevado contenido ácido de esta bebida.

 

Cuando se deja de tomar café, se evitan todos estos daños, aunque revertirlos totalmente puede ser más complicado.

Pérdida de antioxidantes

En otro orden de cosas, dejar de tomar café no solo implica dejar la cafeína, sino también otras sustancias beneficiosas del mismo café, como los antioxidantes. Ya en 2015 un estudio de PloS ONE sugirió que el café tenía cierto potencial en este aspecto.

Por otro lado, otro estudio publicado en Frontiers in Neuroscience en 2018 sugirió que el café puede ayudar a prevenir enfermedades como el Alzheimer o el Parkinson. Por tanto, dejar de tomar café implicaría perder estos beneficios, aunque puede echarse mano de otras alternativas como enriquecer la dieta en frutas y verduras, también ricas en antioxidantes.

Dificultad para la concentración

Además de buscar el necesario estímulo matinal, algunos individuos usan el café para reducir la sensación de fatiga y concentrarse mejor. Al dejar el café, la situación se vuelve a la inversa, y la abstinencia de cafeína puede dar lugar a una falta de concentración y sensación de fatiga inusual.

De nuevo, la falta de cafeína y la avalancha de adenosina serán las culpables de esta situación.

 

Estreñimiento

El café en general y la cafeína en particular suelen tener un desagradable efecto secundario para muchos, pero necesario para otros: estimula el movimiento intestinal, mejorando el hábito deposicional y evitando el estreñimiento.

Por ello, dejar de golpe la cafeína puede dar lugar a un estreñimiento inusual. Si bien es cierto que enriquecer la dieta en frutas, verduras y otros alimentos ricos en fibra, el mecanismo mediante el cual mejoran el hábito intestinal es diferente al que estimula la cafeína, por lo que los efectos digestivos podrían tardar en notarse, o bien no notarse jamás.

 

Relax y tranquilidad

Finalmente, y siempre dependiendo de la sensibilidad individual a esta tostada bebida, dejar la cafeína o al menos reducir su consumo puede dar lugar a una situación de tranquilidad inesperada. En estos casos, es más que probable que la dosis de café fuese excesiva, y la estimulación subyacente innecesaria.

Demasiado café puede dar lugar a nerviosismo e irritabilidad, y hay que saber adaptar la dosis a cada organismo, sin pasarse.

Nota: La reproducción y contenido de este artículo se difunde con fines puramente educativos y no de lucro.

Conoce la historia, cultivo, cosecha, producción, venta y comercialización del café en México.

SEMARNAT | Cafetería Jaltenenago. D.R. Todos los Derechos Reservados. © Copyrights. Derechos de Autor, INDAUTOR. MEXICO MMXX.

Nota aclaratoria: S&P International Coffee Shop, difunde videocultura de manera gratuita y SIN fines de lucro, respetando los derechos autoriales del creador de la obra de video, por lo que S&P International Coffee Shop los coloca en su sitio web y difunde su contenido con fines puramente culturales y educativos.

S&P International Coffee Shop 

Av. Gabriel Mancera 1420- 102

Col. Del Valle  Centro

Alcaldía Benito Juárez

CIudad de México, C.P. 03100

Contacto: sypstore123@gmail.com